• berthafilpo@gmail.com

Permite las infinitas posibilidades

Permite las infinitas posibilidades

Quizás, al igual que yo, has oído mucho sobre el “dejar fluir” y el “permitir” y aún estando de acuerdo, a veces cuesta llevarlo a la práctica, sobre todo si eres una persona que le gusta tener el control y provocar que las cosas ocurran.

Lo que pasa es que si buscamos tener el control en cada momento, hacer todo con un plan estructurado y calculado, limitamos las alternativas y no dejamos que el Universo nos sorprenda con cualquiera de sus infinitas posibilidades.

Compararía el dejar fluir con el conducir un auto: nos ocupamos de acelerar, frenar y llevar el guía en la dirección que deseamos, pero dejamos que los procesos internos ocurran por sí solos.

Cuando dejamos fluir hacemos lo que el instinto nos indica, aprovechamos las oportunidades y al igual que el halcón aprovechamos el viento a nuestro favor, haciendo que el viaje sea más emocionante y ligero.

Si tomamos la decisión de dejar fluir, sin excepción seremos testigos de grandes y sorprendentes acontecimientos en nuestras vidas.

Es necesario enfocarnos en hacerlo de forma consciente, ya que el hábito no es permitir precisamente. Podemos iniciar con cosas pequeñas del día a día, después estar atentos a las señales resultantes que siempre aparecen, solo que a veces nos distraemos y no las vemos. O en ocasiones esperamos grandes oleadas y no detectamos todas las olas pequeñas que llegan a la orilla y están empapando nuestros pies.

Si nos hacemos conscientes de esas pequeñas olas, si estamos despiertos y las contemplamos cada vez que llegan hará que el proceso de fluir vaya incrementándose y sea cada vez más fácil. Ya que fluir es confiar y tu confianza estará alimentada con cada ola que llegue a la orilla.

En lo personal he sido testigo de cosas extraordinarias e inesperadas cuando he confiado y me he permitido fluir.

Fluir es apalancarse en el poder de tu interior, en la grandeza de la naturaleza y del Universo, poniendo todo a tu favor, porque nada ocurre por casualidad y si lo decides cualquier circunstancia puede ser una nueva oportunidad.

Se trata de no resistirse y sacar provecho de cada evento, de absorber todo lo que te pueda beneficiar y te haga más fuerte. Dejar fluir no es detenerse, los ríos aunque se vean en calma no están detenidos, siempre hay agua fluyendo. Se trata más bien de saber cuándo poner en movimiento tus alas, al igual que el halcón y cuándo solo dejarte llevar por el viento en la dirección que deseas.

El piloto experto está dentro y dispuesto a llevar tu avión a donde deseas, sano y salvo. Confía y aprovecha el viaje.

 

Si deseas recibir mi colaboración en el trayecto hacia tu meta, solo haz clic aquí.

Únete gratis a la comunidad e inicia tu propia aventura.

Recibe directo en tu correo las nuevas publicaciones, entrenamientos y charlas.

Respeto tu privacidad, tus datos no serán compartidos.

Soy Bertha Filpo. Coach de metas con PNL. Te ayudaré a definir tu sueño y a descubrir nuevas trayectorias.

Deja un comentario